PARLAMENTO ABIERTO_ SISTEMA DE EQUIPAMIENTOS COMUNITARIOS

ARTILLERÍA POPULAR
LOS FRAILES DE CATIA. CARACAS. VENEZUELA. 2015

Circuito de terrazas vecinales compartidas y tribuna asamblearia,
articuladas sobre la principal matriz de servicios del barrio.

Proyecto Project: Marcos Coronel, Stevenson Piña [PICO], Gabriel Visconti [AGA estudio].

Equipo de proyecto Project team: Ricardo Sanz, Rodrigo Marín [La Terraza], Ana Cristina Morales, Laura Di Benedetto, Rolando Campos.

Coordinación de proyecto Project coordination: María Isabel Ramírez.

Producción y logistica de obra Production and construction logistics: Johan Martínez.

Apoyo técnico Technical support: Adriano Pastorio, Karina Domínguez.
Maestros de obra Masters of construction: Juan Ortega, Máximo Fonseca, Juan Linares,. Sr. Roger.

Construcción Construction: Brigadas de autoconstrucción del Barrio Canaima y Los Frailes de Catia Self-construction brigades.

Asistencia técnica Technical assistance: Williams Adjunta, Kenneth Gomez, Juan Castillo.

Organización comunitaria Community organization: Ruth Mora, Angel Chaparro, Nelyfred Maurera.

Soporte institucional Institutional support: Vicepresidencia Territorial Territorial Vice Presidency, Instituto Nacional de Parques
National Parks Institute, Misión Barrio Nuevo Tricolor, Misión Saber y Trabajo Knowledge and Work Mission.

Área de superficie y componentes Surface and components area: 340 m2.

Fotografía Photography: José Alberto Bastidas.

Circuito de terrazas vecinales compartidas y tribuna asamblearia, articuladas sobre la principal matriz de servicios del barrio.

Espacios sin construir no se ubican fácilmente en favelas densas, como lo son numerosos asentamientos del oeste de Caracas. Durante toda la segunda mitad del siglo XX, clases populares que migraron del campo a la ciudad, atraídos por la vorágine del consumo y el acceso al comercio creciente, conquistaron por masas cada metro cuadrado de suelo urbano sin regulación.

Los Frailes de Catia cuenta con una magnifica porción de terreno sin ocupar, que alcanza los 750 metros cuadrados en pleno centro del barrio. Un vacío planificado y reservado por los propios habitantes durante más de veinte años, con la expectativa de edificar un espacio de propiedad colectiva a futuro.

El terreno presenta un desnivel de nueve metros desde el punto más bajo hasta su opuesto, sugiriendo la configuración de varias plazas en una parcela que ya de por sí presenta las características de múltiples terrazas. Toda la construcción permite mejorar precarias infraestructuras de servicios, accesos a viviendas y caminerías debilitadas por el uso incesante.

Voceros principales de la comunidad proponen el concepto de parlamento abierto, más que una casa comunitaria, impulsando un carácter más político y democrático del espacio. Una tribuna participativa para deliberar y confrontar los asuntos públicos.