NÚCLEO CULTURAL LA YE_ UNIDAD SOCIAL Y DEPORTIVA

TRINCHERAS CONTRA-CULTURALES

LA YE, 5 DE JULIO. PETARE. VENEZUELA. 2014

Entorno colectivo gestionado y concurrido por jóvenes del barrio, recuperando una vivienda precaria para transformarla en espacio de uso deportivo y cultural.

Proyecto Project: Juan Carlos Castillo [PICO], José Naza Rodríguez [PGRC], Diego Peris y Jon Garbizu [TXP].

Apoyo técnico Technical support: Kenneth Gómez.

Líderes vecinales Neighborhood leaders: José Dionisis, Jasmín Jímenez.

Construcción Construction: Comunidad 5 de Julio, Petare Petare, 5 July community.

Producción y logística del taller Workshop production and logistic: Isidoro Ledezma, Colectivo C4.

Colaboradores Contributors: Alfredo Pineda [La Vieja Escuela], Brigada muralista Comando Creativo Creative Command Muralist brigade.

Programa de intervención Intervention program: Espacios de Paz Spaces for Peace.

Soporte institucional Institutional support: Comisión Presidencial por la Paz y la Vida Presidential Commission for Peace and Life, PDVSA La Estancia PDVSA.

Dotación de equipos, insumos y herramientas Equipment, supplies and tools provided: Misión Saber y Trabajo, Knowledge and Work Mission.

Proveeduría de materiales Materials supplier: Construpatria Construpatria, Frente Constructor Francisco de Miranda Francisco de Miranda Construction team. Área de superficie y componentes Surface and components area: 180 m2.

Fotografía Photography: José Alberto Bastidas y Bárbara Saman.

Entorno colectivo gestionado y concurrido por jóvenes del barrio, recuperando una vivienda precaria para transformarla en espacio de uso deportivo y cultural.

El espacio disponible es una vivienda autoconstruida que funcionó como sala de apuestas y licorería, siendo un lugar vulnerable a la convivencia de la comunidad. Está ubicada en la entrada de La Ye, encrucijada que le da su nombre a este sector de Petare, uno de los barrios más densos de Caracas y América Latina.

La edificación consta de dos plantas: el nivel basamento de la vivienda propiamente dicha, distribuido en 120 m2 de diferentes estancias segregadas y conectadas por un pasillo central, desprovisto de iluminación natural, con apenas mínimos huecos de ventilación en la fachada, además de un nivel de construcciones inacabadas, exhibiendo cabillas expuestas a la espera de futuros crecimientos. Perimetralmente, una escalera que asciende en el barrio entre la masa de construcciones.

El punto de partida es la transformación integral de la vivienda para su recuperación como espacio comunitario de usos múltiples. La necesidad básica sobre la que se articula toda la intervención consiste en la construcción de una cancha deportiva que sustituya al tablero improvisado de la calle. La platabanda se convierte en estadio de baloncesto que integra una pequeña grada y terraza al aire libre para el desarrollo de diferentes actividades recreativas complementarias.

El primer nivel atiende un programa más amplio que responde a su vez a necesidades detectadas en el transcurso del proyecto. Se reconfigura toda la planta sin divisiones, consiguiendo organizar estudio de grabación, taller multiuso, sala de informática, estar, baños y cocina. La entrada de la vivienda se transforma en un espacio abierto que a su vez funciona como plaza de articulación exterior – interior, conectando escalera y calle, y permitiendo establecer una nueva lectura del espacio público.

La estrategia de trabajo se basa en conformar cuatro equipos transversalmente conectados: Diseño, Identidad, Actividades y Comunicación, articulando diferentes agentes implicados en el proceso.

El grupo de Diseño, encargado de la definición del programa de usos, estrategias de intervención, así como la planificación de obra. Identidad, definir el nombre, la imagen representativa y los elementos simbólicos asociados al proyecto. Actividades, plantear un programa de eventos que tendrían lugar durante el transcurso de la obra para impulsar el espacio y sus futuros usos. Y Comunicación, desarrollar un trabajo de documentación capaz de trasmitir la actividad dentro y fuera de la comunidad a partir de una bitácora del día a día de la obra.

Durante el análisis y diagnóstico conjunto se establecieron necesidades básicas y consensos para trabajar sobre objetivos comunes. Siendo la toma de decisiones un proceso en el que se combinaron en tiempo real, soluciones tácticas y de acción directa, suficientemente flexibles para amoldarse al contexto y responder a las cuestiones coyunturales y logísticas, además de todos los cambios o variaciones que se depuraron en el propio proceso. Esta metodología procesual y dinámica, bajo la máxima de “aprender y hacer”, hizo posible la ejecución del proyecto en el plazo fijado.

La construcción se enfoca en solventar patologías del edificio original a través del saneamiento de partes y la fabricación de refuerzos estructurales, preparando al edificio para recibir otras aplicaciones técnicas como apoyos e instalaciones parasitarias. El cerramiento de exterior funciona como soporte de una futura envolvente vegetal. Esponjamiento, hibridación y el resalte de preexistencias son las claves para significar la intervención.